Dominicana

|

Desde el cielo, de noche, parece una galaxia nueva con miles de estrellas titilando. De día, es una perla incrustrada en una esmeralda.
Tan progresiva y tan abandonada, tan joven y tan vieja... la isla con sus montes y su café de jarabacoa, sus mujeres bellas y su caos vial. Y si el paraíso tiene playas, se han de parecer a estas, y si hay una pausa en el universo vertiginoso, debe ser el parque de puerto plata, cercano al mediodía. Y si hay un portal del tiempo, debe ser la Plaza Colón. Ahora entiendo por qué Brida tiene ese brillo en sus ojos, porque cada pupila refleja la isla y sus mares, y en ocasiones, cuando ella atraviesa un huracán, las islas de sus ojos dejan escapar algo de esa marea que intentan contener, y el sabor de ese agua es igual de salado, y su color igual de cristalino. Eso se llama llevar la patria por dentro.

3 comentarios:

Unodien dijo...

Lo hermoso de conocer otros parajes es que te dan espacios para no sentirte tan pequeño, como pequeño es este país. Saber que hay gente que nunca ha salido de San José y se ha perdido del mar de Guanacaste o la belleza de los volcanes de este país, mucho menos conocerán las maravillas y los defectos de otros lares.

Anónimo dijo...

Ángel de la guarda de mi dulce compañía no me desampares ni de noche ni de día.

De pequeña mi abuelita me enseñó esa preciosa oración para dedicarla en mis noches de sueños a un ángel que no tenía faz, no tenía nada más que la realidad de mis plegrarias en una isla del caribe y en una casa cualquiera ...

Hoy por hoy, mi ángel de la guarda tiene un nombre, tiene un apellido, tiene un rostro, un corazón hermoso y lleno de vida, hoy existe y mis plegarias mil veces han llegado a su alma porque en silencio y con palabras ha sabido estar, ha sabido hacerme sentir lo importante de lo que guardo, de lo que soy y de lo que sueño, me has hecho sentir parte de un mundo que creí olvidado y hoy me encuentro aquí con la mejor sonrisa pintada en el rostro y agradeciendo haberte encontrado en mi camino.

Lamento infinitamente no haber estado en mi Dominicana querida para recibirte con los brazos abiertos y darte lo mejor de mi patria y de mi ser.

y me alegro porque te ha gustado, has saboreado la realidad del caribe y has vuelto para plasmar aquí y recordarte y recordarme lo precioso que es.

Un beso enorme para mi Ángel de la guarda y un abrazo con toda mi alma.

Brida

Massy Massy dijo...

Bendito mi pais con arenas de oro y mar de plata...
Con cielos estremecedores y atardeceres encantadores...
De la sonrisa a flor de piel y el color caramelo mas dulce y sabroso...

Bendita yo por haber nacido en tan bello paraiso..y ser nativa de tan bello cielo como lo es Jarabacoa...

Gracias por es escribir de mi pais..gracias..

Felicidades por tan bellos escritos...deberias escribir un libro..

Massy ..nueva amiga :-)