Crónicas de los árboles humanos

|


¡Ah, qué madero tan pesado!
Enorme, rugoso,
y mi pueblo sabe que lo lleva
en una multiplicación de cristos;
aquel con la camisa rota,
aquel con su vientre en deuda,
aquella comiendo ajeno, y lavando propio.

Todos con su cruz a cuestas,
ya no me alcanza;
su cruz a cuestas,
quiere dejarme;
su cruz a cuestas,
van a matarlo;
su cruz a cuestas
yo ya no existo,
madero y senda.

Ya no hay más Gólgota
para tanto árbol humano,
y la muerte, agradecida,
hasta siente fervor patrio,
y esos pobres condenados se pelean las espinas;
ya hay escasez de clavos,
y hacen falta más Marías;
sobran Pedros que nos nieguen,
faltan judas que nos lancen,
y ya no existe el coraje para resucitarse.

Todos esperan las doce,
¡ya todos quieren sembrarse,
morir en el más abierto abrazo,
con una herida de lanza
perforándoles el pecho,
para que dé testimonio
de que deben estar muertos!

¿Quién quiere meter la mano?
¡Somos mártires del pueblo!
Castigos por la palabra,
¡marchamos sin sirineos,
ésta es mi cruz, y la acepto,
y yo solo me subo y me clavo!
¡Yo solo me muero!

Parece que se duerme el pueblo…

¡y que nos den más vinagre,
para hacer más trágico el cuento!
(¡yo también he sangrado!
¡Mire el montón de marcas
y vea cómo he sufrido!)
¿cuánto quedamos debiendo,
para qué es el sacrificio?

¡Ah, madero tan pesado,
cómo conviertes el suelo
en cementerio clandestino,
si no hay más Arimateas
que dejen dormir nuestro sino!

4 comentarios:

Altamira( un Juan de los Palotes) dijo...

Estimado amigo, tan cierto como que todo nos crucifica a diario, como que cargar la cruz es cosa cotidiana, como que exibir estigmas es diciplina y virtud y elocuencia de vivido. No han muerto en la cruz los traidores ni los mediadores distraidos ni los negadores conocieron el calvario, ellos resusitaron sin conocer la muerte y tienen vida eterna y asi son quienes conducen el destino del pueblo martir; de los arboles pariendo cruces.
Encantado de leerle.
Horacio

Amorexia dijo...

La culpa maldita que no sirve de nada! tiremos el madero!

Quiero aprovechar para desearles a todos felices fiestas, crean o no en la época, ha habido cierto desencanto en la gente respecto a estas celebraciones, pero hay algo importante que tomar en cuenta, la mayoría contamos en estos días con tiempo libre para hacernos un balance, estar con quienes amamos mas allá de lo que las ocupaciones nos lo permiten, podemos replantearnos las cosas, planear nuevas cosas y pues bien, es un tiempo lindo mas allá de el consumismo y si lo sabemos llevar, tanto mejor! Así que espero que les aproveche y sirva a todos.

Luna Místika dijo...

que bueno que volviste a escribir!

x cierto, te tengo un retico.... si, yo sé que que vaga, pero a veces es bueno... Chau!

Cin dijo...

"voy a morir de pie, como los árboles" siempre me ha gustado, categórica ejemplifica una muerte digna y altiva.
Una frase de la obra teatral de Casona, se me vino a la mente en cuento te leí... Un poema muy rico, en palabras, pero sobre todo en imagenes ocultas, María, Judas, Pedro y hasta el mismo Cristo.

Saludos.